Cuando ayer, al paso por el Patio de los Naranjos escuchaba los acordes de la guitarra de Paco Navarro y Niño Seve, se me vino a la cabeza la gran obra que nuestro Club Trotacalles había logrado montar en este 2017. Podría deleitarme en el gran salto de calidad del...